La mujer tuvo la oportunidad de subir a la tarima del Festival Francisco El Hombre para abrazar a su ídolo.

A Ana Muñiz, una abuela riohachera de 90 años le encanta la música de Silvestre Dangond, pero jamás se le vino a la cabeza que pudiera estar en tarima bailando y tarareando las canciones de su ídolo en la tarima Francisco El Hombre.

Cuando los presentadores del evento anunciaron la llegada al lugar del artista, fueron varios los periodistas que se acercaron a entrevistarlo y muchas las personas que quisieron siguiera verlo de lejos, sin embargo los encargados de la seguridad del artista fueron estrictos y solo dejaron entrar a algunos pocos.

Pero quien sí tuvo la fortuna de tenerlo cerca y de bailar y cantar con Dangond fue Ana, quien estaba con un nieto y la novia de este. “Yo les dije que me trajeran porque quería ver a Silvestre, aunque a mí me gusta toda clase de música y bailo lo que me pongan”, afirmó.

Fue el mismo cantante quien la divisó desde la tarima y le dijo que en un momento pediría que la subieran, y a los pocos minutos ya ella estaba arriba abrazando a su estrella favorita.

“Cojan ejemplo las jóvenes de ahora que siempre están cansadas”, dijo Silvestre en medio de las risas del público que llegó desde temprano para ver su presentación.

Silvestre la abrazó, la besó, cantó con ella el tema A blanco y negro y le dijo “usted sí está bonita todavía, así quiero envejecer yo, sin hacerme nada, con dignidad, así se me ponga el pelo blanco y tenga arrugas”.

silvestre-dangond-en-riohacha-y-la-abuela-de-90-años-600x450

Cuando se bajó de la tarima, la abuela siguió bailando hasta que Silvestre finalizó su actuación. “Estoy muy contenta porque pensé que lo iba a ver de lejos, pero imagínese, bailé con él”, dijo mientras seguía moviéndose con mucho ritmo.

El artista, quien anunció que estaría muy pronto en Riohacha en el marco de la gira del reencuentro, se mostró muy emocionado con este momento, lo mismo que el público, el cual le brindó un gran aplauso.

Cuando terminó de cantar Silvestre, la señora Ana se fue y dijo que “pensé que venía a verlo de lejos y bailé con él, por eso me voy contenta”.

Dangond afirmó que el Festival Francisco El Hombre cada día se va posicionando más y volviéndose más atractivo para la música vallenata.

Indicó que la noticia musical es la del reencuentro aunque dijo que “este comienzo tiene un final”, refiriéndose a que su unión con Juancho De la Espriella solo será temporal.

Aseguró además en cuanto a la preservación del vallenato, que es difícil poner las nuevas generaciones a hacer la música de antes por muchas circunstancias. “Pienso más bien que se debe guiarlos y aplaudir lo que están haciendo, no podemos pedirle a un muchacho de 20 años que haga un vallenato como los de antes, solo se debe disfrutar lo que se hace hoy en día y lo que se hizo en el pasado”, enfatizó.

El Heraldo

Comenta y Comparte
Síguenos!