Cuando en 1987 decidió quemar los archivos del Banco de Comercio del que era gerente, Juvenal Ovidio Ricardo Palmera liberó a miles de vallenatos de las deudas atroces que les imponía el sistema.

La fama de libertario de Simón Trinidad fue tan grande que hasta Diomedes Díaz le agradeció en una canción llamada El mundo diciendo “… Y por eso a Ricardo Palmera lo queremos tanto, él es el mismo ejemplo“

MiRiohacha

Comenta y Comparte
Síguenos!