Después de la muerte de Ángel Pérez De Aguas, un joven de 18 años, quien estuvo recluido por 11 días en La Permanente Central de Policía de Valledupar, en las horas de la mañana de este viernes el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) realizó evacuación de los detenidos de la reclusión transitoria por alarma sobre un posible brote de meningitis bacteriana.

La medida fue tomada por el Comité de Vigilancia Epidemiológica que estará activado por lo menos 10 días, mientras se garantiza la salubridad de los cerca de 250 internos que se encuentran en el establecimiento.

Comenta y Comparte
Síguenos!