La venezolana Yulimar Rojas, de 21 años, arrebató a Caterine Ibargüen el cetro mundial de triple salto con una marca de 14,91 metros. La colombina alcanzó el segundo puesto con una marca de 14,89 metros.

Ibargüen, que aspiraba a ser la primera atleta en conquistar tres títulos mundiales consecutivos, se va de Londres, como en los Juegos de 2012, con la medalla de plata, y la kazaja Olga Rypakova titular olímpica hace cinco años con la de bronce (14,77).

Comenta y Comparte
Síguenos!